;
Agile Project Management in Agencies

Gestión ágil de proyectos para agencias de publicidad: una guía completa

Compartir en LinkedIn
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gestión ágil de proyectos (Agile Project Management o APM) es un enfoque muy conocido para la administración de proyectos en muchas industrias, pero la industria publicitaria ha tardado un poco más en implementarlo. Como explicamos en este artículo , probablemente esta es la metodología más adecuada para gestionar proyectos publicitarios.

La implementación de la gestión ágil en una agencia de publicidad requiere de un cambio de mentalidad y voluntad para aceptarlo. El problema es que no todas las agencias están listas para hacer ese cambio todavía.

Para implementar la gestión ágil con éxito, tu agencia necesita tener claros cuáles son sus principios y sus prácticas. En este artículo, te explicaremos qué es la gestión ágil de proyectos, su historia y los pros y los contras que conlleva utilizarla. Veremos también cuáles son sus beneficios para las agencias de publicidad y por último te brindaremos algunos consejos para implementarla de manera exitosa.

Aspectos básicos de la Gestión Ágil de Proyectos

Antes de implementar la gestión ágil de proyectos en tu agencia de publicidad, es importante comprender los aspectos básicos. La gestión ágil es una metodología de gestión de proyectos centrada en la flexibilidad, la colaboración y la mejora continua. Implica dividir los proyectos en tareas más pequeñas y fáciles de gestionar, y trabajar en breves fases o "sprints". La gestión ágil también hace hincapié en la importancia de la comunicación y la colaboración entre los miembros del equipo, los clientes y los stakeholders o partes implicadas. Al comprender estos aspectos básicos, tu agencia de publicidad puede empezar a adoptar prácticas de gestión ágil de proyectos y empezar a notar los beneficios.

Historia de la gestión ágil

La gestión ágil de proyectos nació de la necesidad de mejorar la forma de gestionar los proyectos de desarrollo de software. Las estrategias tradicionales de gestión de proyectos, como la metodología waterfall, no estaban diseñadas para gestionar las complejidades del desarrollo de software, por lo que los proyectos de software a menudo se enfrentaban a gastos excesivos, plazos incumplidos y clientes insatisfechos.

En el 2001, un grupo de desarrolladores de software se reunió y creó el Manifiesto de la Gestión Ágil, un conjunto de principios para el desarrollo de software que hace hincapié en la flexibilidad, la colaboración y la mejora continua. Desde entonces, los principios del Manifiesto de la Gestión Ágil se han aplicado a otros ámbitos de la gestión de proyectos más allá del desarrollo de software, como el marketing, la construcción, la educación y, más recientemente, la publicidad.

¿Qué es la gestión ágil de proyectos?

Es un sistema de gestión de proyectos que hace hincapié en la colaboración, la flexibilidad y la ejecución iterativa del proyecto. En lugar de tratar de predecir el resultado del proyecto al principio y ceñirse a un plan rígido, la gestión ágil de proyectos permite introducir cambios a lo largo del proyecto en función de las opiniones de las partes implicadas.

Se basa en una serie de principios que guían el proceso como:

  • Las personas y las interacciones por encima de los procesos y las herramientas.
  • Disponer de software operativo frente a documentación exhaustiva.
  • Colaboración con el cliente por encima de la negociación de contratos.
  • Responder a los cambios en lugar de limitarse a seguir un plan.

La gestión ágil de proyectos es un método diseñado para ayudar a los equipos a trabajar de forma más eficiente y eficaz dividiendo el proyecto en partes más pequeñas y fáciles de gestionar. Cada parte se denomina iteración, sprint o ciclo, según la metodología utilizada.

El proceso suele constar de los siguientes pasos:

  1. Planificación e inicio del proyecto.
  2. Planificación y preparación de sprints.
  3. Ejecución y seguimiento de sprints.
  4. Revisión de sprints y análisis retrospectivo.
  5. Cierre del proyecto.

Proyectos adecuados para el método de gestión ágil

No todos los proyectos son adecuados para una gestión ágil. Proyectos con requisitos complejos o cambiantes que requieren colaboración frecuente entre los miembros del equipo y los stakeholders son buenos candidatos para la gestión ágil. Si esto te resulta familiar, es porque describe la mayoría de los proyectos de las agencias de publicidad.

Por otro lado, los proyectos que tienen requisitos bien definidos, un calendario fijo y un scope o alcance claro son más adecuados para la metodología waterfall que es más tradicional. Estos proyectos son menos habituales en las agencias, pero si hay determinados tipos de trabajo que se ajustan a esta descripción, tu agencia puede continuar con la metodología waterfall.

Pros y contras de la Gestión Ágil

Como cualquier metodología de gestión de proyectos, la gestión ágil tiene sus ventajas y sus desventajas. Estos son algunos de los pros y los contras de utilizarla: 

Ventajas
1. Flexibilidad

La gestión ágil de proyectos permite una mayor flexibilidad y adaptación a los cambios en el 'scope', los requisitos y el calendario del proyecto. Esto significa que el equipo puede ajustar el plan según sea necesario y responder rápidamente a los cambios. 

2. Clientes más satisfechos

Esta metodología prioriza la satisfacción del cliente e involucra una retroalimentación y colaboración periódica y constante con él. De esta forma se garantiza que la entrega final satisfaga las necesidades y expectativas del cliente. 

3. Colaboración del equipo

La gestión ágil hace hincapié en el trabajo en equipo, la colaboración y la comunicación abierta entre los miembros del mismo. Esto promueve una dinámica de equipo positiva y fomenta la innovación y la creatividad. 

4. Mejora continua

La gestión ágil de proyectos implica la mejora y el aprendizaje continuos. Cada iteración del proyecto ofrece oportunidades para que el equipo aprenda de sus errores y así mejorar lara la siguiente. 

Desventajas
1. Falta de previsibilidad

Debido a que el plan cambia y evoluciona constantemente, la gestión ágil de proyectos puede ser menos predecible que los métodos tradicionales. 

2. Es difícil de implementar en equipos grandes:

Puede ser difícil de aplicar con equipos grandes, ya que en ellos es posible que haya demasiadas personas implicadas para poder colaborar y comunicarse eficazmente. 

3. Limitaciones de tiempo y recursos:

La metodología ágil requiere una importante inversión de tiempo y recursos, sobre todo en términos de planificación inicial y comunicación y colaboración continuas. 

4. Riesgo de 'scope creep':

El cliente puede solicitar continuamente cambios o añadir nuevos elementos al proyecto. Esto puede dar lugar a un proyecto en constante expansión que resulta difícil de gestionar. Sin embargo, a ti, como agencia, te permite calcular el costo de cada ronda de cambios, de modo que estos se cobren. 

Resistencia del cliente/costo:

Lo que se espera de un proyecto ágil es que el cliente tenga un presupuesto flexible y acepte pagar por cada una de las iteraciones. Pero la realidad es que la mayoría de los clientes quieren un precio fijo desde el principio.

¿La metodología ágil es más eficaz que la waterfall?

Los proyectos ágiles y los tradicionales de cascada tienen enfoques distintos de la gestión de proyectos, y su éxito depende de varios factores, como el alcance del proyecto, la experiencia de los miembros del equipo y las expectativas de las partes implicadas. Por lo tanto, no es muy exacto decir que un enfoque es intrínsecamente más exitoso que el otro.

La clave está en elegir la metodología que mejor se adapte al proyecto en cuestión. Luego se adapta el enfoque según sea necesario en función de los comentarios y las circunstancias cambiantes. Si la mayoría de los proyectos de tu agencia tienen requisitos complejos o cambiantes que requieren una colaboración frecuente entre el equipo y el cliente, utiliza la metodología ágil. Si no, no lo hagas.

Implementa la gestión ágil en tu agencia

La gestión ágil de proyectos puede cambiar el panorama de las agencias de publicidad, pero exige un cambio significativo de mentalidad y enfoque. Esto significa que es fundamental gestionar el cambio con éxito. Para conseguirlo, la agencia debe comprender los principios y las prácticas, así como los beneficios que puede esta metodología puede traer. Si tu agencia no comprende las ventajas, intentar implementar la gestión ágil será un desastre. Por otro lado, te recomendamos que tu agencia ya tenga implementada la gestión de proyectos (no con gestores de cuentas para los proyectos).

Equipos interfuncionales

Uno de los principios clave de la gestión ágil de proyectos es un equipo interfuncional. Esto significa que el equipo debe estar formado por personas con diferentes habilidades y conocimientos que puedan trabajar juntas para alcanzar los objetivos del proyecto. En una agencia de publicidad, esto significa tener miembros con conocimientos de diseño, redacción, estrategia y gestión de proyectos. Para las agencias tradicionales, acostumbradas a trabajar de forma aislada, esto supone una importante reestructuración, y por eso es fundamental la gestión del cambio.

Uso de herramientas y técnicas de gestión ágil

Para implementar con éxito la gestión ágil de proyectos en tu agencia de publicidad, es importante utilizar las herramientas y técnicas adecuadas. Entre ellas se incluye el uso de un software de gestión de proyectos que facilite la colaboración y la comunicación. Este software tendrá herramientas para la planificación ágil y el seguimiento de los avances. También es importante organizar reuniones ágiles con regularidad, como las juntas diarias y las sesiones de revisión de los 'sprints'. De esta forma se garantiza que el equipo siga avanzando y mejore continuamente sus procesos.

Echa un vistazo al "coffee break" de Deltek que destaca la funcionalidad scrum de WorkBook aquí. . Busca la sesión "WorkBook Scrum and Workflow Management".

En conclusión, la gestión ágil es una metodología eficaz para las agencias de publicidad que quieren aumentar la productividad y la colaboración en sus proyectos. La clave para implementarla con éxito es entender los principios y prácticas, gestionar el cambio, crear equipos interfuncionales y utilizar herramientas y técnicas que faciliten el trabajo colaborativo. Con estos elementos en marcha, tu agencia podrá liberar todo su potencial y lograr resultados más satisfactorios en cada proyecto.

Recibe consejos para manejar tu agencia en tu correo

Suscríbete a nuestro blog

¿Tu agencia está lista para una recesión?

Descubre si tu agencia está lista para enfrentar y superar los retos del futuro

Pareces ser alguien que quiere mejorar su agencia

¡Te ayudamos enviándote consejos a tu correo!

tips to manage agencies